Ventajas del Máster en la UGR

La realización y superación del Máster en Abogacía supone, para los graduados en Derecho, el cumplimiento de uno de los requisitos necesarios para el acceso a la profesión de abogado, a la par que un aval para afrontar con éxito la prueba de evaluación de la capacitación profesional a la que la normativa de acceso supedita la obtención del título profesional de abogado. Y, para los licenciados en Derecho, una garantía de adquisición de las competencias y habilidades necesarias para su inserción profesional.

Cursar el Máster en Abogacía en la UGR ofrece la ventaja de realizar estudios en una institución de amplia tradición formativa, como es la Universidad de Granada, con casi 5 siglos de historia, que cuenta además para la impartición de esta titulación con la colaboración de otra institución de gran prestigio, como es el Ilustre Colegio de Abogados de Granada, cuya labor formativa en el campo del Derecho, desarrollada durante años a través de su Escuela de Práctica Jurídica, resulta bien conocida a nivel nacional.

No está de más recordar que Granada, además de una ciudad con múltiples atractivos y gran calidad de vida, es una ciudad con una amplia tradición jurídica y judicial, siendo en la actualidad sede del máximo órgano del poder judicial en la Comunidad Autónoma de Andalucía y en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla: el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla.