Objetivos y competencias

Objetivos

El Máster en Abogacía se configura como un curso de formación reglado y oficial, de carácter específico y práctico, imprescindible conforme a lo dispuesto en la Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a la profesión de abogado y de procurador de los tribunales, y en el RD 775/2011, de 3 de junio, por el que se aprueba su Reglamento de desarrollo, para que los graduados en Derecho puedan concurrir a las pruebas de evaluación conducentes a la obtención del título profesional de abogado, título que les habilitará para el desempeño de la asistencia letrada en los procesos judiciales y extrajudiciales en los que la normativa vigente impone o permite la intervención de abogado, y, en todo caso, para prestar asistencia letrada o asesoramiento en Derecho bajo la denominación de abogado.

Para los licenciados en Derecho, a quienes los requisitos previstos en la normativa antes mencionada no les son en principio de aplicación para el ejercicio de la profesión de abogado, el Máster en Abogacía también representa una acción formativa de extraordinario valor, al asegurarles la adquisición de los conocimientos específicos y prácticos necesarios para el desarrollo de su actividad en el sector de la asesoría jurídica.

No hay que olvidar que, de conformidad con lo dispuesto en la Disposición adicional octava de la Ley 34/2006 (en la redacción ofrecida por el apartado dos de la Disposición final cuarta de la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles), los licenciados en Derecho que hayan obtenido su título tras la entrada en vigor de la citada Ley y que, en el plazo máximo de dos años a contar desde el momento de solicitar la expedición de su título oficial de licenciado, no hayan procedido a colegiarse como ejercientes o no ejercientes, deben también obtener el título profesional regulado en la citada Ley, previa superación de la correspondiente prueba de evaluación, para poder ejercer la profesión de abogado. E igual cabe decir de quienes, estando en posesión de un título extranjero, y habiendo solicitado y obtenido la homologación de este último al título español de licenciado en Derecho, no hayan procedido a colegiarse, como ejercientes o no ejercientes, en el plazo máximo de dos años a contar desde el momento de la homologación (Disposición adicional novena). Para las personas que se encuentren en cualquiera de estas dos situaciones la realización del Máster en Abogacía les asegurará los conocimientos necesarios para poder afrontar con éxito la prueba de evaluación que deben realizar la obtención del título profesional de abogado.

El Plan de estudios del Máster en Abogacía de la UGR se ha configurado en sus contenidos, objetivos y competencias, no solo para dar cumplimiento a las exigencias impuestas por la normativa de acceso a la profesión de abogado, sino también para dar respuesta a la necesidad de una formación especializada, práctica y de calidad, para el asesoramiento jurídico tanto en el ámbito público como privado.

Su diseño y organización ha sido fruto de la experiencia acumulada en el Curso General de Práctica Jurídica, acción formativa que, durante diecisiete ediciones, vino impartiendo como título propio la Fundación de Estudios y Prácticas Jurídicas (institución gestada por la Universidad de Granada y el Ilustre Colegio de Abogados de Granada), con una elevada aceptación entre los egresados en Derecho y con un riguroso sistema de evaluación de los contenidos y del profesorado.

Competencias

Se pretende que los alumnos que cursen este Máster adquieran una serie de competencias básicas (CB), competencias generales (CG), competencia trasversales (CT) y competencias específicas (CE) para cada una de las materias que componen el Máster.

El listado de competencias puede consultarse en el siguiente documento: