Salidas profesionales

Una dilatada experiencia demuestra que estos estudios forman titulados muy versátiles, con una gran capacidad de adaptación a toda suerte de situaciones laborales y de aprendizaje de todo tipo de técnicas de trabajo. Acercar la formación universitaria a la cambiante realidad social y laboral ha sido y es uno de los principales empeños de estos estudios. Las áreas de actuación profesional relacionadas con una formación más especializada y una capacitación mayor para la investigación en temas propios de la especialidad constituyen las salidas clásicas y principales para los titulados. Sin embargo, gracias a la metodología, la capacidad de organización y de adaptación, el manejo de la información y la documentación, el dominio de lenguas y cultura y las destrezas relacionadas con las nuevas tecnologías que requiere el trabajo filológico, resultan especialmente eficaces en la industria editorial y en aquella conectada con la difusión de la información y la cultura histórica, lingüística y literaria, así como en la gestión del patrimonio cultural e histórico, en los archivos, bibliotecas, museos y centros de documentación histórica y en los institutos de cultura e investigación de tipo específico, en instituciones gubernativas y locales. Lo anteriormente expuesto permite establecer los siguientes perfiles profesionales para la titulación: 1. Docencia de las materias correspondientes en educación secundaria y, sobre todo, universitaria. 2. Investigación especializada en el ámbito de la Filología Clásica 3. Desempeño de funciones profesionales de alta responsabilidad en entidades públicas y privadas en los sectores de: a) instituciones culturales (bibliotecas, archivos, etc.) b) actividades editoriales (consultor editorial, redactor y traductor de textos clásicos) c) actividades relacionadas con el periodismo y la comunicación (redactor cultural, documentalista, etc.) d) actividades relacionadas con la producción teatral o cinematográfica (consultor, guionista, etc.) Por todo ello, es fundamental contar con titulados de este nivel que tengan una formación especializada en Filología Clásica, para que puedan desempeñar de forma cualificada una actividad profesional en los diversos campos de la cultura donde se requieren los conocimientos, habilidades y destrezas que un Máster en Filología Clásica puede proporcionarles.